Avanza la legalización de la marihuana en México

La legalización de la Marihuana y el alto grado de contaminación en México han sido las grandes noticias del país en 2019. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó en el mes de noviembre de 2018 en el Senado una iniciativa de ley para regular la producción, venta y consumo de cannabis (Cannabis sativa). Ya en 2017 se dieron los primeros pasos hacia una apertura gradual del uso de la marihuana medicinal para tratar diversas dolencias, cuando algunos usos quedaron despenalizados por la Secretaría de Salud.

Con la nueva iniciativa del gobierno de López Obrador, todo parece indicar que el 2019 será el año en que se aprobará finalmente la legalización del cannabis en México para consumo lúdico o recreativo. La lucha de los mexicanos y mexicanas por conseguir esta aprobación se remonta a varias décadas atrás. Eventos como la Marcha Mundial de la Marihuana, que se celebra el primer sábado de mayo, y que ha cumplido su decimonovena edición (la número 30 a nivel mundial), promueve la cultura del cannabis y exige la legalización de su consumo recreativo.     

Manifestantes mexicanos en la Marcha Mundial de la Marihuana
Marcha Mundial de la Marihuana 2019. Fuente: mexico.com

En la pasada edición de este evento, en la ciudad de México, más de 2.000 personas marcharon para demandar un marco legal que permita el acceso al cannabis a personas adultas interesadas en el cultivo y consumo de forma responsable y segura, sin crear perjuicio alguno a terceras personas. 

Manifestación por la legalización de la marihuana en ciudad de México
Marcha Mundial de la Marihuana. Fuente: mexico.com

Sus reivindicaciones pasan por reclamar los derechos de los usuarios de cannabis, que se han sentido estigmatizados durante años por leyes prohibicionistas, y pedir que esta legislación se adapte al contexto y a la realidad de la sociedad actual.

Repercusiones de la legalización de la marihuana en México

Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) más de siete millones de mexicanos, un 8,6% de los adultos entre los 18 y los 65 años de edad, aseguran que han probado la marihuana al menos una vez.  

Con estos datos de consumo, la legalización de la marihuana en México tiene diversas consecuencias o repercusiones a todos los niveles. En primer término, la regulación del cultivo, venta y consumo de esta sustancia acabará previsiblemente con el crimen organizado y con un mercado que prolifera sin control.

No se pueden ignorar, además, las posibilidades reales de negocio que se abrirán con la despenalización de esta práctica. Cuando esta legislación entre en vigor cualquier consumidor podrá cultivar sus propias plantas de marihuana, tanto en exterior como en interior. El autocultivo es una de las muchas vías que surgen con la legalización de la marihuana. Una opción interesante para cultivar esta planta sin precisar de una extensa área de terreno para ello es el cultivo hidropónico, que se puede llevar a cabo en cualquier pared vertical, tanto dentro de una vivienda como en el exterior de la misma.

Ventajas de la hidroponía para el cultivo de la marihuana

La hidroponía para el cultivo de la marihuana es aquella que no necesita tierra para funcionar. En los cultivos hidropónicos las raíces de las plantas están en suspensión, normalmente en posición vertical, colocación que se consigue gracias a diversos soportes, como por ejemplo material textil sintético. Una vez colocada la planta, se riega con agua rica en los nutrientes necesarios para que el cultivo prospere. Este tipo de agricultura, que aprovecha espacios que de otra manera sería imposible utilizar, tiene diversos beneficios. Por un lado, prácticamente cualquier planta puede crecer con el sistema hidropónico, pero además, estas especies cultivadas mediante hidroponía crecen un 30% más rápido que con el método tradicional. Por otro lado, con este tipo de cultivo se reduce el uso de pesticidas. 

Plantación de especies mediante hidroponía. Paisajismo Urbano.
Detalle de plantación de especies mediante hidroponía en jardín vertical.

Al reducirse drásticamente la necesidad del uso de fertilizantes o pesticidas, los cultivos realizados con este tipo de agricultura son orgánicos y ecológicos, lo que en el caso de la marihuana añade un beneficio fundamental, sobre todo entre los consumidores del cannabis para uso medicinal. 

Otros países que han aprobado la legalización de la marihuana 

  • Canadá. La marihuana medicinal es legal en Canadá desde 2001. Pero desde octubre de 2018 Canadá ha legalizado su consumo también para uso recreativo.
  • Israel. Desde la década de 1990 Israel ha venido manteniendo una política aperturista al consumo terapéutico del cannabis. Pero desde 2017 el gobierno está discutiendo por primera vez en su historia la legalización de la marihuana para el uso recreativo sin prescripción médica.
  • Estados Unidos. En algunos estados de Estados Unidos la marihuana para uso terapéutico está permitida. Entre ellos Luisiana, Arizona, Nuevo México o Minnesota. Otros estados como California y Oregón permiten también el uso recreativo de esta planta.

Otros países tienen leyes permisivas en cuanto al uso de la marihuana para tratar diversas dolencias como el Alzheimer, la fibromialgia o el cáncer. Estos países son entre otros:

  • Perú. El gobierno de Perú aprobó en 2017 la ley de regulación del cannabis para uso medicinal y terapéutico.
  • Colombia. La Cámara de Representantes de Colombia aprobó en 2016 el proyecto de ley que regulariza el uso del cannabis con fines medicinales y científicos.
  • Argentina. En Argentina, desde 2017, un paciente que cuente con una prescripción de un médico colegiado en el país, puede legalmente acceder a la marihuana con fines medicinales, aunque de momento solo dos organismos la pueden cultivar.
  • Puerto Rico. En 2018 Puerto Rico aprobó una ley que incluye diversas enfermedades que pueden acceder al cannabis medicinal.
  • Alemania. Desde enero de 2017 Alemania permite la plantación controlada de la marihuana para uso medicinal.

Con la tendencia actual, no es de extrañar que, poco a poco, estos y otros países que ya tienen una legislación más aperturista con respecto al cannabis medicinal, sigan la estela de estados como México, y acaben por adaptarse a las expectativas de la sociedad contemporánea; una sociedad que exige la legalización del cultivo, venta y consumo de la marihuana para uso recreativo.