5 razones para regalar plantas

Muchas veces, en Navidad y otras fechas señaladas, se nos agotan las ideas acerca de posibles regalos para nuestro seres queridos. Damos vueltas y vueltas por las tiendas buscando inspiración y al final terminamos comprando cualquier cosa para poder irnos a casa. Por eso este año queremos haceros una propuesta que, además de ser útil, haga el mundo un poquito mejor. Regalemos plantas.

regalar plantas

Una planta no es sólo un elemento decorativo para el hogar. Es un ser vivo del que hay que ocuparse, lo que puede resultar muy útil para empezar a enseñar a los más pequeños a ser responsables. Pero además, las plantas aportan muchos beneficios al entorno.

  • Oxigenan y purifican el ambiente. Todo el mundo sabe que las plantas transforman en oxígeno el dióxido de carbono, pero lo que no mucha gente sabe es que también captan la contaminación del tabaco, vapores de cocina, gases aerosoles y productos de limpieza. Y por si todo esto no fuera poco, también ayudan a reducir las esporas y bacterias del aire gracias a la emisión de sustancias fitoquímicas.
  • Regulan la humedad. Las plantas volatilizan su agua continuadamente generando humedad en los ambientes secos, evitando problemas como tos, sequedad de las mucosas e irritación de la piel.
  • Mitigan los campos electromagnéticos. Los campos electromagnéticos que emiten aparatos como móviles u ordenadores pueden ser perjudiciales para la salud. Las plantas absorben, lo que es especialmente beneficioso en los espacios donde se usan aparatos tecnológicos.
  • Beneficios psicológicos. Está comprobado que el ánimo de las personas enfermas mejora cuando tienen plantas a su alrededor, lo que redunda en una mejoría de su estado físico. También ayudan a aliviar el estrés y, por tanto, mejorando el rendimiento laboral.
  • Beneficios educativos. Cuidar de las plantas es un hobby relajante, sano y apto para toda la familia. Además, como hemos dicho anteriormente, puede ser muy educativo para los niños, enseñándoles a respetar a la naturaleza y a los seres vivos.

Es obvio que tener plantas en casa supone una mejora en la calidad de vida de las personas y contribuye a mejorar el medio ambiente. Así que… ¿nos ayudas a hacer del mundo un lugar más verde?