Jardines verticales de plantas medicinales

Los jardines verticales son una forma muy económica de tener plantas en casa. Bien sea por el ahorro de espacio o por su bajo costo de montaje y mantenimiento, un jardín vertical es una opción práctica para viviendas y también para establecimientos comerciales y profesionales. Por ello, muchas personas se interesan por combinar los beneficios de las plantas medicinales con la comodidad de los jardines verticales.

Construir un jardín vertical es bastante sencillo. Siguiendo una serie de pautas básicas, y con ciertos conocimientos de jardinería, podemos disponer una gran variedad de plantas medicinales en nuestro jardín en cualquier pared. Es importante conocer las plantas que queremos incorporar al jardín vertical, ya que algunas serán mejores que otras para este formato.

Una vez elegidas las dimensiones del jardín vertical y las plantas que mejor encajan con tu idea, deberás elegir un sistema apropiado, tanto para la estructura que sujeta el jardín como para el riego de las plantas. Los módulos Easy Garden son ideales para plantas con beneficios medicinales porque su pH es neutro y no reactivo, y también son muy fáciles de instalar y mantener.

Módulos Domésticos Easy Garden

Beneficios de un jardín vertical realizado con plantas medicinales

Los jardines verticales, en primer lugar, contribuyen a mejorar la estética y la acústica de hogares y comercios. Son, por tanto, una buena forma de aislar una estancia a la vez que aportamos frescura y un toque orgánico que está muy de moda en el diseño de interiores. Si, además, optamos por plantas catalogadas como medicinales, muchas de ellas con aromas naturalmente agradables, tendremos un plus con este elemento decorativo.

Quienes buscan cultivar hierbas medicinales pero creen que no tienen suficiente espacio en su casa encontrarán en los jardines de orientación vertical un gran aliado. Aprovechando espacios muertos de la casa, como son las paredes, podremos cultivar plantas con propiedades curativas en nuestra propia cocina o salón. Existen opciones con módulos muy pequeños, desde 40×40 centímetros.

También son, claramente, una fuente de ahorro. Los jardines verticales en sí mismos, por sus propiedades aislantes, sus bajos costes de mantenimiento y la eficiente gestión del agua de su sistema de riego son muy atractivos para el bolsillo. Si, además, cultivamos nosotros mismos plantas aromáticas y medicinales que podemos emplear en la cocina, como el tomillo, el romero o la manzanilla, mejor todavía.

jardines verticales realizados con plantas medicinales

Las mejores plantas medicinales para un jardín vertical

Existen muchas plantas con propiedades muy distintas. Aunque desde Paisajismo Urbano podemos aconsejaros sobre los sistemas más recomendables para una gran variedad de plantas de carácter medicinal, queremos destacar tres especialmente aptas para un jardín con disposición vertical:

  • Salvia. De las más utilizadas, por dos motivos principales: combate las bacterias, por lo que es buena para curar heridas, y también es digestiva.
  • Menta. Una planta medicinal muy utilizada en cocina, pero que también es buena para combatir problemas estomacales y de las vías respiratorias.
  • Cilantro. Se trata de otra planta con muchos usos en gastronomía que, además, soluciona tanto problemas estomacales como el insomnio.